¿Qué es un Prick Test?

Las pruebas de alergia cutáneas, también conocidas como Prick Test, son aquellas pruebas en las que se introduce una pequeña cantidad de alérgeno en la piel mediante una lanceta, generalmente en el antebrazo del paciente, para estudiar qué sustancia/s pueden estar provocando una reacción alérgica.

Una vez realizada la prueba, sólo es necesario esperar 15 minutos para obtener una lectura y determinar si es positiva o negativa. Las únicas molestias que puede presentar la realización de esta prueba son una ligera inflamación y unas pequeñas ronchas en la piel que suelen desaparecer en media hora.

Las pruebas de alergia cutánea suelen ser seguras para personas de todas las edades, adultos, niños e incluso bebés. Sólo en algunos casos, el médico puede desaconsejarlas si el paciente presenta ciertas enfermedades de la piel, si toma medicamentos que puedan interferir en los resultados de la prueba, o bien si ha sufrido alguna reacción alérgica grave.

 

Cómo prepararse para realizar la pruebas de alergia cutáneas si tomas medicamentos

 

Antes de realizar la prueba cutánea el médico necesitará disponer de un listado de todos los medicamentos que tomas con receta. Algunos medicamentos pueden interferir en los resultados de las pruebas cutáneas, o bien aumentar el riesgo de producir una reacción alérgica grave.

Debido a que los remedios se eliminan del cuerpo a velocidades diferentes, el médico podrá pedirte que dejes de tomar determinados medicamentos hasta 10 días antes de realizar la prueba de alergia cutánea.

A continuación, presentamos una lista de aquellos medicamentos que pueden interferir en las pruebas cutáneas:

  • Antihistamínicos recetados.
  • Antidepresivos tricíclicos.
  • Algunos medicamentos para el ardor de estómago.
  • El medicamento para el asma omalizumab (Xolair).

 

Procedimiento

 

Las pruebas cutáneas suelen realizarse en un consultorio médico. El tiempo de realización de la prueba es de unos 20 a 40 minutos.

Algunas pruebas detectan reacciones alérgicas inmediatas que se manifiestan minutos después de la exposición a un alérgeno. Otras detectan reacciones alérgicas tardías que se desarrollan durante un período de varios días.

Foto de Freepik

 

Las pruebas de alergia cutáneas son útiles para diagnosticar de manera simple las alergias a varias sustancias tales como ácaros, polen, moho, contacto con mascotas y varios alimentos (aunque esto implicaría realizar otras prueba mas extensas).

 

Después de limpiar el lugar de la prueba con alcohol, el personal de enfermería dibuja pequeñas marcas en la piel y aplica una gota de extracto del alérgeno junto a cada marca. Luego, usa una lanceta para pinchar la superficie de la piel de modo que los extractos penetren en ella. Se usa una lanceta nueva para cada alérgeno.

 

Después de unos 15 a 30 minutos de pinchar en la piel, el personal de enfermería la observará para detectar signos de reacciones alérgicas. Si eres alérgico a una de las sustancias probadas, se formará un bulto elevado y rojo que pica (roncha), que puede tener un aspecto similar al de una picadura de mosquito. El personal de enfermería medirá el tamaño del bulto.

Una vez que el personal de enfermería haya registrado los resultados, limpiará la piel con alcohol para eliminar las marcas.

En general, este tipo de prueba es indolora. Sólo puedes sentir una leve molestia momentánea sin sangrado.

 

Resultados

 

Antes de abandonar el consultorio del médico, conocerás los resultados de la prueba cutánea por punción o la prueba intradérmica. La prueba del parche puede tardar varios días, o más, en generar los resultados.

Una prueba cutánea positiva significa que puedes ser alérgico a una sustancia en particular. Por lo general, las ronchas más grandes indican un mayor grado de sensibilidad. Una prueba cutánea negativa significa que, probablemente, no eres alérgico a un alérgeno en particular.

Ten en cuenta que las pruebas cutáneas no siempre son precisas. A veces indican una alergia cuando no hay ninguna (falso positivo) o una prueba cutánea puede no desencadenar una reacción cuando estás expuesto a algo a lo que sí eres alérgico (falso negativo). Puedes reaccionar diferente a la misma prueba realizada en diferentes ocasiones. O bien puedes reaccionar positivamente a una sustancia durante una prueba pero no reaccionar a ella en la vida diaria.

El plan de tratamiento de alergia puede incluir medicamentos, inmunoterapia, cambios en el entorno laboral o en el hogar o cambios en la dieta. Pídele al médico que te explique cualquier cosa que no entiendas del diagnóstico o del tratamiento. Con los resultados de la prueba que identifiquen los alérgenos y un plan de tratamiento que te ayude a tomar el control, podrás reducir o eliminar los signos y síntomas de la alergia.

 

Call Now ButtonLlamar ahora